El resistir del un Pino Negro. Resisting the Black Pine.

A dos mil metros de altura nacen y crecen pinos que no se caen aún los mate la vejez. Two thousand meters are born and grow pines that does not kill the elderly are still falling.

Valle de Ordesa

Los Dragos del Pirineo son pinos ennegrecidos, que se resisten a desaparecer aun muertos, adaptando su forma. Se parapetan tras el muro de la Cresta Diazas y así sobreviven a las ventiscas, los granizos, las tormentas y los temidos rayos, además del intenso pastoreo en el valle Ordesa. No son agradables a la vista, pero siempre apuntan al cielo. Son los viejos árboles que nos recuerdan que vivir es resistir, que la vida en la naturaleza es dura, cambiante e implacalble. Éstos como el Cid, siguen de pie aún muertos.

[nslider sid=”4425″ topmargin=”” bottommargin=””]

ADVERTENCIA DEL AUTOR
La informacion contenida en este Blog refleja las actividades que ha realizado el autor siempre desde su particular punto de vista y de su experiencia, sin que ello pueda considerarse suficiente para acometerlas con la debida seguridad. El lector deberá proveerse de la adecuada información, el necesario material y capacidad técnica y/o física preparándose adecuadamente para cada actividad que desee realizar. En caso de duda, lo mas correcto es llevar un Monitor – guía a fin de evitar en la medida de lo posible los accidentes. Asimismo, se advierte que cada persona tiene sus propias limitaciones y que el Medio Natural es de por sí cambiante, por lo cual además de dichos medios y experiencias, es necesario saber renunciar a tiempo cuando surge cualquier complicación o las condiciones meteorológicas y del terreno no son adecuadas.
El autor por tanto no se hace responsable de las consecuencias del uso de la informacion aquí descrita recomendando siempre la consulta en diversos medios preferentemente oficiales (Oficinas de Turismo, guías de Montaña, información meteorológica y de aludes, etc.)